Nueve claves sobre las elecciones en Euskadi

On 23 octubre, 2012, in Blog, País Vasco, by Mikel Lasa

Los resultados de las elecciones autonómicas del País Vasco que se celebraron el domingo han dejado un parlamento con una histórica mayoría nacionalista, con el PNV como partido hegemónico y con EH Bildu consolidada como segunda fuerza. El descalabro del PSE y el discreto resultado del PP deja a los constitucionalistas en una situación de debilidad para gestionar temas fundamentales en el País Vasco como el final de ETA y la soberanía, asuntos que la crisis económica, principal problema en estos momentos, eclipsará solo en parte.

1. Cuatro fuerzas principales

En las primeras elecciones de la historia sin la violencia de ETA y con la izquierda abertzale de nuevo en el terreno de juego, las elecciones autonómicas del País Vasco confirman la tendencia marcada en las forales, municipales y generales a la aparición de cuatro bloques principales en la política vasca. Izquierda independentista; centro-derecha soberanista; centro-izquierda constitucionalista y derecha constitucionalista. Pese al incremento en número de votos de la izquierda federalista su división interna los ha borrado del mapa autonómico. A diferencia de las elecciones de 2009, las de ayer permiten ver una fotografía real del País Vasco y supondrán una referencia clave de cara a comparaciones y análisis en próximos comicios.

2. Hegemonía del PNV, consolidación de EH Bildu

Tras cuatro años en la oposición y los discretos resultados de forales, municipales y generales el PNV tenía el reto de revalidar su liderazgo en Euskadi. El partido de Urkullu ha demostrado su fuerza a pesar de haber perdido más de 15.000 votos con respecto a Ibarretxe en 2009 y ha obtenido el segundo mayor número de escaños de su historia con la izquierda abertzale en liza. Los jeltzales han mantenido su supremacía en Bizkaia donde saca 17 puntos a la segunda fuerza en el territorio EH Bildu (izquierda abertzale+EA+Alternatiba+Aralar). Además, se ha situado como primera fuerza en Araba tras el batacazo del PSE y pese al ascenso de EH Bildu, y la principal clave de estas elecciones: ha superado los resultados de Ibarretxe en Gipuzkoa (2009: 112.101; 2012: 113.978) pese a la irrupción de la izquierda abertzale que no pudo concurrir en 2009. Tras el susto de las elecciones forales y municipales, y las elecciones generales, en las fuerzas independentistas de izquierda le sacaron más de 45.000 votos, el PNV ha quedado a tan solo 482 votos de EH Bildu.

Por su parte EH Bildu se consolida como segunda opción en Euskadi con 277.000 votos que dan continuidad a los 282.000 logrados en las forales y los 284.000 de las estatales. Las expectativas de la coalición independentista se situaban en cotas más altas de cara a estas ‘elecciones nacionales’, especialmente en número de escaños. Cabe preguntarse si con Amaiur en las generales tocaron techo o si aún tienen margen para crecer desde la abstención y el voto más soberanista del PNV.

3. Histórica mayoría nacionalista

El famoso “somos más del 51%” de Antonio Basagoiti podrían adoptarlo EH Bildu o PNV exactamente en sentido contrario ya que las fuerzas soberanistas ocuparán casi dos tercios (48 escaños) de los 75 escaños de Vitoria dejando el parlamento más nacionalista de la historia. La suma de voto constitucionalista no llega al 30% y tal y como se puede ver en este mapa, los nacionalistas, bien PNV o bien EH Bildu, son primera fuerza en todos los municipios del País Vasco a excepción de 13. Asimismo, Araba, por primera vez, cuenta con más parlamentarios nacionalistas (13) que constitucionalistas (12). En números absolutos, 660.554 votos para partidos nacionalistas y 363.338 para los constitucionalistas. Son los peores resultados del constitucionalismo desde 1994. El PNV ha dejado clara durante la campaña cuál es su prioridad, pero el viento sopla a favor de la autodeterminación en Escocia y en Cataluña, y con un EH Bildu fuerte, y seguramente necesario para gobernar en Euskadi, aunque sea a través de acuerdos puntuales, el tema dará mucho que hablar en esta legislatura, con permiso de la economía.

4. Las fuerzas nacionalistas se igualan en Gipuzkoa

En comparación con las últimas elecciones generales, EH Bildu sigue en trayectoria ascendente en Araba (+1.683) y Bizkaia (+5.611), pero cae en Gipuzkoa. Tras año y medio de gobierno en la Diputación Foral de Gipuzkoa y en San Sebastián los resultados de ayer son un serio toque de atención a Bildu que pierde 15.000 votos respecto a Amaiur (izquierda abertzale+EA+Alternatiba+Aralar ) en las generales y casi 22.000 respecto a la suma de Bildu (izquierda abertzale+EA+Alternatiba) y Aralar en las Forales Por su parte el PNV gana 35.000 votos respecto a las generales.

Sin duda los casi 9.000 votos de Hamaikabat en las elecciones forales, el apoyo explícito de numerosos ex cargos públicos de EA y el descontento de parte de la militancia de este partido con Bildu habrá tenido mucho que ver. La balanza se cuadra sumando el voto periférico y anti-Bildu del PP y del PSE que con respecto a las generales, han perdido en Gipuzkoa 20.000 y 10.000 votos respectivamente, 2.000 y 25.000 comparando con las anteriores autonómicas.

En San Sebastián EH Bildu pasa ser tercera fuerza, por detrás de PNV y PSE, y pasa a segundo lugar en municipios tradicionalmente de EA como Zarautz o Zumaia donde la política de gestión de residuos que promueve Bildu desde la Diputación Foral de Gipuzkoa ha encontrado una fuerte oposición. Será interesante ver en próximos comicios si el éxito del PNV en este territorio es puramente coyuntural o no, y lo mismo con atasco de Bildu.

5. El PSE, cuesta abajo y sin frenos

El PSOE sigue sin rumbo en España y esa tendencia se ha trasladado al País Vasco. El efecto Zapatero y la esperanza del cambio llevó al PSE a las cotas más altas de su historia al tiempo que la ausencia de la izquierda abertzale y el pacto con el PP aupaba a Patxi López a la lehendakaritza. En apenas tres años el PSE está padeciendo el efecto boomerang. Un PSOE hundido, una crisis devastadora, una gestión discutible, una base desilusionada y desmovilizada y unas elecciones con todas las fuerzas políticas en el tablero ha llevado al PSE a perder casi una tercera parte de los apoyos logrados en 2009 (2009: 318.112; 2012: 211.939). Comparado con anteriores elecciones autonómicas el resultado se puede maquillar, pero no la caída no tiene signos de recuperación. En esta ocasión han conseguido el 19,3% de los votos, que no está lejos de la media de la década que va de 1994 a 2004. Sin embargo la pérdida de 100.000 votos en tres años denota que López no ha sabido capitalizar ni el cambio ni el fin de ETA a través de su alternativa de gobierno que además era rechazada por la mayoría de vascos.

En Bizkaia el PSE pasa de ser segunda fuerza con el 30% del voto a ser tercera con el 19% mientras que en Araba, territorio en el que ha redoblado esfuerzos con Patxi Lopez como cabeza de lista, la caída porcentual es aún mayor y pasa a ser también tercera fuerza.

6. El PP acusa el desgaste de Rajoy

El partido de Antonio Basagoiti pierde tres escaños y 15.000 votos con respecto a 2009. Este brusco descenso de escaños se debe más a la entrada de EH Bildu en el escenario autonómico que a la pérdida de votos. Por otra parte, llama la atención la caída en 80.000 votos con respecto a las generales en tan sólo un año, muestra del desgaste del PP a nivel estatal.

No obstante, la progresiva caída del PP con excepción del frente constitucionalista Mayor Oreja (PP) – Nicolás Redondo (PSE) de 2001, debería abrir una reflexión sobre la estrategia a seguir en una Euskadi donde no logra conectar con la ciudadanía y en la que ya ha comenzado el nuevo tiempo sin ETA. El “somos más del 51%” del eslogan del PP se ha quedado en un “somos el 7,55% del censo”.

Mención especial merece que en Araba y en Vitoria – Gasteiz donde el PP gobierna desde mayo de 2011 ha pasado a ser la cuarta fuerza. Por último, se puede decir que los miedos a una fuga de votos a UPyD no se han cumplido (UPyD ha bajado en votos) y que este último partido dista de ser una fuerza emergente en Euskadi.

7. Sube el voto por el ‘cambio de sistema’, pero no los escaños

La suma de PNV, PSE, PP y UPyD pierde 139.180 votos con respecto a 2009 mientras que la suma de votos por el ‘cambio de sistema’ (EH Bildu, IU, EB y Equo) gana 98.084. El suicidio colectivo de la izquierda no nacionalista ha impedido que esta tendencia ignorada por los principales medios de comunicación tenga mayor reflejo en el parlamento.

*Los votos de Eh Bildu los he comparado con los obtenidos por D3M que finalmente fue ilegalizada en 2009.

8. La abstención sigue siendo la primera fuerza

Lo que no ha variado en estas elecciones es la abstención, que a día de hoy seguiría siendo la principal fuerza en Euskadi con 643.851 votos y un 36,27% del electorado. Este dato, unido al auge del voto por el “cambio de sistema”, debería hacer reflexionar a los principales partidos y empezar a tomar medidas prácticas y compromisos reales para dar pasos en la #nuevapolítica.

9. Estrategias de futuro

Cualquier opción de Gobierno pasa por el PNV que ha conseguido una victoria lo suficientemente sólida como para tratar de gobernar en minoría aplicando la “geometría variable” de Zapatero. La mayoría de votantes del PNV se inclina por un pacto con EH Bildu (43%), seguido por uno con el PSE (41%), mientras que la abrumadora mayoría de votantes de EH Bildu (83%) se inclina por un acuerdo con el PNV. Sin embargo no será del todo fácil que estos dos partidos con visiones económicas tan distintas se entiendan en un tiempo en el que la prioridad de los ciudadanos es la crisis económica. Además, la minoría constitucionalista interpretaría un pacto con EH Bildu como un frente nacionalista cuando el propio Urkullu ha estado hablando de inclusión y acuerdo. Los 10 escaños del PP hacen imposible una mayoría de centro-derecha y las relaciones con el PSE no pasan por sus mejores momentos. Las negociaciones que tendrán lugar los próximos días pueden tener repercusiones en las diputaciones forales y ayuntamientos y marcarán las estrategias de los partidos para la legislatura.

Tagged with:
 

7 Responses to Nueve claves sobre las elecciones en Euskadi

  1. Iker Estala dice:

    Estando de acuerdo en la mayoría de los argumentos que se esgrimen en este post, creo que falta una de las piezas que puede ser la clave de acciones políticas futuras, concretamente las que se pueden dar en torno a la izquierda abertzale.
    Además del susto que se han llevado, principalmente en Gipuzkoa, por el pequeño margen que han sacado al PNV, creo que la tentación o movimientos de históricos de Herri Batasuna, Batasuna o sinónimos, pudieran tener en romper la coalición (izquierda abertzale + EA + Alternatiba + Aralar) va a quedar en agua de borrajas.

    Lo cierto es que, en mi opinión, esta coalición va camino de ser indivisible y que aquellos que auguraban la fagocitación de los partidos que se han arrimado a la sombra que les cobija, pueden estar en lo cierto, pero en estas elecciones se ha evidenciado que estos votos son prestados y en cualquier momento pueden pasar a ser, principalmente, del PNV. Es cuestión de ir viendo que tipo de políticas, oposición, o gobierno llevan en las instituciones en las que están presentes los de EH BIldu. Y las basuras, como se ha visto, les están trayendo además de problemas, gran fuga de votos. Al tiempo!

  2. Arnaitz dice:

    Parece un artículo redactado por alguien del PNV. Carente de objetividad total.

  3. arnaitz dice:

    Borrando los comentarios que no son de tu agrado (siempre respetuosos), acabas retratándote.

  4. Arnaitz dice:

    Disculpas, están todavía pendientes. ¡Perdón!.

  5. Mikel Lasa dice:

    Kaixo Arnaitz,

    Este análisis -igual que todos los que hacemos en esta página- trata de dar claves para explicar una realidad política o electoral, huye de cualquier lógica partidista y no tiene ningún ánimo de ser parcial. Igual que cualquier otro análisis, está escrito desde la subjetividad del autor, que ha escogido aquellos aspectos que, a su juicio, son más significativos y, en esa selección, ha podido dejar delado otros aspectos que algunos lectores pueden considerar importantes.

    Te animo a que compartas unas líneas con nosotros de cara a enriquecer este artículo.

    Saludos.

  6. Álvaro Gárriz dice:

    Arratsalde on, Mikel,

    Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que dices. Resulta muy interesante, especialmente para aquellos a los que nos gusta la geometría política. Creo que hay un factor que es importante destacar: el hecho de que la gente cambia su voto según el proceso electoral en el que nos encontremos: no es lo mismo votar a las municipales, que a las autonómicas y forales, que a las generales. De hecho, creo recordar que normalmente en las generales siempre hay un mayor peso de las opciones constitucionalistas en cuanto al reparto de diputados, cosa que en 2011 no se ha cumplido. De hecho, Amaiur (EH Bildu) ha bajado su representación respecto a las generales. Y creo recordar que éste Parlamento Vasco no es el que alberga más diputados nacionalistas.

    Orain falta zaigu jakitea ze gertatuko dan Nafarroan. Diario de Navarra-n irakurri nuenez, Ezker Abertzalea hauteskundeetako oholtza ari da prestatzen dagoeneko; Nafarroako Gobernua gutxiengotasunean…

  7. Mikel Lasa dice:

    Kaixo Álvaro,

    Muchas gracias por tu comentario que sin duda ayuda a completar este análisis. De acuerdo con lo que dices, la gente vota diferente según las elecciones que sean, y en las generales los partidos constitucionalistas obtienen más apoyos que en las otras. Esa tendencia también se ha mantenido esta vez. Sin embargo, esa caída también se produce en comparación con las anteriores autonómicas.

    No sería el Parlamento Vasco que más diputados nacionalistas alberga si considerásemos como tal a Euskadiko Ezkerra, que acabó integrándose en el PSE. Con esa suma, los años 1984 (49), 1986 (52), 1990 (50) habría más diputados nacionalistas que tras estas elecciones. Pero no creo EE pueda considerarse partido nacionalista.

    Nafarroari dagokionean ere ikusi beharko da Euskadiko tendentzia berdina mantentzen den. Ikusi beharko da, baita ere, UPN-k zenbat iraungo duen minorian, eta hauteskundeak egonez gero, zenbateraino pasako dion faktura bere gestioak Nafarroan eta PP-renak Espainian. PSOE lur jota dago, eta abertzaleek txanpa hartu dutela dirudi. Oraingoz, boto kopuruan, konstituzionalistak abertzaleen bikoitza dira. Interesgarria izango da Nafarroako kasua analisirako.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>